Cachopo asturiano

Todo lo que necesitas saber sobre el cachopo asturiano.

El cachopo asturiano es un plato típico de la gastronomía asturiana que ha ido ganando mucha popularidad en los últimos años. Poco a poco se ha convertido en una receta tradicional ya que se tiene conocimiento de ella desde hace casi 80 años. Actualmente se puede degustar tanto dentro de la geografía asturiana como en España y en muchos restaurantes asturianos repartidos por el mundo.

Tal es la popularidad que ha alcanzado que se han creado concursos específicos para buscar el mejor cachopo asturiano. En estos certámenes se valora la mejor receta, como ya ocurre con otros platos típicos de la cocina asturiana como el arroz con leche de Cabranes y la fabada asturiana en Villaviciosa.

En los últimos tiempos también se ha vuelto muy habitual la aparición de diferentes publicaciones como guías y rutas de restaurantes donde sirven los mejores cachopos dentro y fuera de Asturias.

Origen del cachopo asturiano

El origen del cachopo no está muy claro. Existe un debate sobre si se debe incluir dentro de la cocina tradicional asturiana, aunque su receta ya aparece en el libro de recetas Platos típicos de Asturias, escrito por María Luisa García en 1976. También la autora Magdalena Alperi, en su libro Guía de la cocina asturiana de 1981, dice del cachopo que «Es un plato muy popular en Asturias desde hace algunos años».

Origen del cachopo asturiano

El origen real de la primera receta del cachopo sigue siendo un misterio al no haber consenso sobre su inventor. De todas formas, a principios del siglo XVII, el doctor Gaspar Casal escribía sobre medicina tradicional asturiana, costumbres o alimentación de la zona. En estos escritos habla sobre una costumbre de la montaña asturiana que consistía en empanar y rellenar carne con el fin de conseguir algo parecido al primer cachopo.

Mucha gente se pregunta qué significa cachopo en asturiano. Para ello existe una teoría; en las montañas de Asturias existen unos castaños huecos, denominados cachopos, cuya corteza se usaba en la antigüedad a modo de recipiente. Se dice que de ahí proviene el nombre de este conocido plato asturiano.

A día de hoy se ha convertido, por méritos propios, en un plato típico de la gastronomía de Asturias.

Lo que sí se conoce es el primer restaurante en ofertar el cachopo en su carta. Este fue el Bar Pelayo de Oviedo quien lo incluyó, de forma habitual, en su menú a mediados de la década de los 40, más concretamente en 1947. Se dice que el propietario heredó la receta de su abuela.

Qué es un cachopo

El cachopo es parte importante de la gastronomía en Asturias. En su forma más característica está compuesto por dos filetes grandes de ternera y un relleno compuesto por jamón serrano y queso asturiano. Todo ello rebozado con pan rallado y huevo. Comúnmente se sirve con patatas fritas y pimientos del piquillo.

Aunque es muy común, es importante no confundirlo con el San Jacobo suizo, el cual está hecho de jamón de York rodeado de queso y posteriormente rebozado con pan y huevo.

Qué es un cachopo

Generalmente, aunque éste pueda variar, un cachopo asturiano ronda los 30 centímetros pudiendo llegar hasta el metro de longitud. Aunque esto pueda parecer increíble hay que tener en cuenta que el cachopo es un plato pensado para compartir; entre dos o mas personas. Por si te lo estás preguntando, no existe un tamaño perfecto para un cachopo, todo dependerá de cuantos comensales vayan a disfrutar de él. 

  • La carne. Lo más común es que la carne sea de ternera asturiana aunque en los últimos tiempos es común encontrar cachopos que utilizan carne de cerdo o pollo. Los más puristas no consideran estas creaciones verdaderos cachopos asturianos sino meras variaciones «sin alma».
  • El relleno. En sus inicios el relleno estaba hecho a base de jamón serrano y queso; pero en la actualidad existen decenas de variaciones del relleno original. ¿Qué queso se usa para los cachopos? Puede ser casi cualquier tipo mientras se derrita bien: queso de Oscos, Edam, Cheddar o Cabrales.
  • El rebozado. Compuesto por pan rallado, huevo y sal.
  • La guarnición. La guarnición para cachopo suele estar compuesta de patatas fritas y pimientos del piquillo aunque también es común utilizar setas o verduras.

Tipos de cachopo

Aunque el cachopo tradicional está hecho de ternera de vaca asturiana es cierto que con los años han ido apareciendo otras variedades de cachopo. A día de hoy existen diversos tipos de cachopos que han usado la receta original como base pero utilizando otro tipo de carnes o rellenos. A continuación vamos a ver algunos de ellos.

Tipos de cachopo

A continuación vamos a ver alguna, no todas, de las variaciones del cachopo que podemos encontrarnos a lo largo de la gastronomía española:

Cachopo de ternera

El cachopo original, también conocido como «cachopo asturiano de ternera» o «cachopo asturiano tradicional». Está hecho de la forma tradicional con 2 filetes de ternera, jamón ibérico o serrano y un tipo de queso asturiano. Todo ello acompañado de patatas fritas caseras y pimientos del piquillo fritos.

Cachopo de cecina

Al igual que ocurre con el cachopo original, utiliza carne de ternera pero en vez de jamón serrano utiliza cecina para su relleno. En ocasiones también se sustituye el queso asturiano por queso de cabra consiguiendo un sabor más potente.

Cachopo la peral

Otra variante del cachopo tradicional. En este caso utilizan pimientos confitados y queso la Peral para el relleno. Este es un queso bastante fuerte hecho con leche de vaca que recuerda al Roquefort francés.

Cachopo de pollo

Este tipo de cachopo es exactamente igual que el tradicional pero utiliza pechuga de pollo en vez de carne de tenera. Lo que conseguimos es un resultado un poco menos jugoso que con los anteriores tipos.

Cachopo de cerdo

Al igual que ocurre con el de pollo, este tipo de cachopo cambia el tipo de carne. En este caso utiliza carne de cerdo en lugar de ternera. El resultado, en cuanto a sabor, dista mucho del cachopo tradicional asturiano.

Cachopo de merluza

El cachopo de merluza se ha popularizado mucho y se ha convertido en un plato común de muchos restaurantes. Sustituye la carne por lomos de merluza y utiliza queso suave de oveja para el relleno.

Cachopo vegano

También existen cachopos para veganos. Sustituyen filetes de seitán por la carne y utilizan tofu ecológico, champiñones y pimientos del piquillo para realizar el relleno. El empanado, al no poder utilizar huevo, está hecho exclusivamente con pan rallado especial para veganos.

Cómo hacer un cachopo

Como ya hemos visto, el cachopo de ternera es una receta asturiana muy sencilla de preparar en casa. Tan solo tienes que seguir los pasos que te proponemos a continuación para su perfecta elaboración. Cómo hacer un cachopo

Ingredientes

La elección correcta de los ingredientes del cachopo es una parte vital del proceso, asegúrate de escogerlos correctamente.

  • Dos filetes muy finos y alargados de ternera
  • Dos lonchas de jamón serrano, de la misma medida que los anteriores
  • 4 lonchas de queso a tu elección
  • Un huevo
  • Pan rallado
  • Sal y pimiento
  • Aceite de girasol

Preparación

Para su preparación, se aplastan los filetes hasta dejarlos muy finos, se salan, se coloca el jamón y el queso sobre uno de los filetes, se cubre con el otro, se pasan por el huevo batido y el pan rallado, se deja reposar y se fríe hasta que quede dorado. Vamos a ver en profundidad estos pasos para preparar un buen cachopo.

  1. Lo primero que haremos será salpimentar los filetes de ternera. No eches demasiada sal ya que el jamón serrano es muy salado de por sí.
  2. Ponemos un filete sobre una superficie plana y colocamos el queso por encima. A su vez colocaremos el jamón serrano encima del queso hasta cubrir completamente la carne. Para terminar colocaremos el otro filete por encima de forma que «haga de tapa»
  3. En un recipiente ponemos el pan rallado y en otro el huevo batido para el rebozado del cachopo.
  4. Ahora cogemos toda la pieza y la pasamos por el huevo y luego el pan rallado hasta que esté completamente rebozado.
  5. A continuación preparamos una sartén con abundante aceite (tiene que cubrir el cachopo por completo) y, cuando éste esté caliente, empezamos a freír el cachopo. Pasados unos 4-5 minutos cuando veamos que el cachopo se ha dorado lo retiramos y lo ponemos sobre papel absorbente para quitarle la mayor cantidad de aceite posible.
  6. ¡Ya tenemos listo nuestro cachopo asturiano casero! Ahora ya puedes emplatar y acompañarlo de lo que más te guste; patatas fritas, setas, pimientos del piquillo o verduras a la plancha.

Trucos y consejos

Para terminar vamos a dar unos cuantos consejos para conseguir un buen cachopo que sea la envidia de tus invitados.

  1. Utiliza carne de calidad, no escatimes.
  2. La carne tiene que estar cortada fina para que se cocine correctamente.
  3. El cachopo debe ser grande, está pensando para compartirlo.
  4. Rellénalo de lo que más te guste, lo mejor es combinar embutido con un queso.
  5. Rebózalo bien para que quede crujiente.
  6. Utiliza aceite de oliva o un buen aceite de girasol.
  7. Fríelo rápido. Si no, corres el riesgo de que quede aceitoso y poco crujiente.